domingo, enero 20, 2008

Un nuevo ser

Amigos míos, para usar un termino que calce con mi oficio de mueblista o carpintero para algunos, se me definió toda la vida como “el roble” en especial la secre de mi Doc. Pero hasta el acero mas duro se rompe y como no, esta minucia de roble. Si soy recto, duro, formal, pero mordí mas de lo que podía comer, no me puedo quejar mucho trabajo y no encontraba una yunta y acabe por sucumbir, me fui a negro, pero el útero de mi madre, fue crisol de mi temple y tome decisiones ya, pare, pare todo mi accionar, camine, disfrute los míos por varios días y luego me replanteé prioridades y dije: corregir la gestión, buscar la yunta, terminar los pendientes, gracias a dio dentro del estipulado y ¡bieeeen!
Hoy todo marcha, renové mi pagina web cuyas estadísticas cambiaron un 200 % ahora reorganizo mi taller, tirando maderas guardadas por años y que nunca se emplean, al final son solo leña y veo un futuro expectante, definido, si hasta vacaciones visualizo para pronto. Quien lo creyera no solo la carestía nos puede aplastar también lo puede la abundancia si no lo razonamos adecuadamente.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home